EL BARRIO JUDÍO DE PRAGA

En medio de Praga, que es una ciudad de cuento, y de los cuentos que se encuentran caminando por Praga, surgen las visitas más maravillosas a la Ciudad Dorada. Parecen ser irreales pero, al menos en este caso, no lo son. Lo más sencillo de la visita a Praga, es recorrerla dándole el mando de nuestros pasos a los rincones sorprendentes y ya vetustos, que encuentran en la misma Praga ,motivos para seguir escribiendo el cuento. Ir recorriendo sus calles e ir soñando con sus historias. Caminando por Praga y caminando de esta manera, nos vamos a encontrar con uno de los lugares que la ciudad cuida y mima con esmero: el Barrio Judío.

Josefov, que es como se le conoce, llega a nosotros desde la Edad Media. Viajando tanto tiempo, y a través de tantos tiempos, sabed que el Barrio Judío es un viajero sabio, callado, herido y superviviente a fin de cuentas. Las huellas de este viaje, las heridas del Barrio, la luz que al final del túnel lanza la esperanza, se puede ver en muchos de los lugares que vamos a visitar.

No hay manera de no detenerse a escudriñar las calles por las que pasearemos. No hay forma de no hacer parte del camino en compañía de nuestros pensamientos, lanzados en este punto a peores pasados. Tampoco sabemos cómo contaros lo necesario de esta visita.

En Buendía Tours si sabemos a ciencia cierta que si venís a pasar unos días en Praga, la visita al Barrio Judío es imprescindible. Tenemos la intención de recorrerlo en nuestros Free Tours por el Barrio Judío, y tenemos la secreta esperanza (que va a dejar de ser sercreta ya mismo porque os la vamos a contar) que vosotros tengáis la intención de venir con nosotros.

HISTORIA DEL BARRIO JUDÍO

El barrio Judío de Praga - Historia - Buendia Tours - Praga

La comunidad judía fue, casi desde tiempo bíblicos, una comunidad nómada, errante, asentada en muchos lugares distintos y obligada en muchas ocasiones a empezar de cero. En cada uno de los deambulares llegaron a los destinos con el comercio, el intercambio y las transacciones (tanto económicas como mercantiles), y es exactamente así como llegan a Praga, a una Praga medieval. Los primeros judíos que conoce Praga, los conoce en el siglo X. Y tampoco aquí fue fácil, y no fue fácil pese a que el comercio,en general, suele asociarse a la idea de prosperidad. Pero ni la promesa de esa prosperidad consigue que ambas comunidades vivan juntas. De hecho al margen de las voluntades, la convivencia estaba prohibida. Esta prohibición provoca que los judíos vivan juntos y que la comunidad del Barrio Judío y por ende el propio barrio, fuera creciendo, ganando identidad, aumentando en población, desarrollando maneras de organizarse, y sí, convirtiéndose cada vez más en un gheto.

Avanzaban los siglos y las comunidades seguían viviendo separadas, y los judíos continuaban viviendo identificándose como judíos (existen aquí ya las estrellas amarillas, o los gorros amarillos que sirvan a este fin). Y esto va a ser así hasta la época del rey José II. El rey José II trae con su reinado el llamado “Edicto de la tolerancia” y, aunque persisten limitaciones importantes los judíos pueden aprender oficios, crear escuelas, ir a estudiar a la Universidad o dedicarse a la agricultura. En honor a este rey adopta el Barrio Judío el nombre de Josefov en el año 1850. Prueba del cambio es, por ejemplo la destrucción de las murallas que encerraban el barrio desde el siglo XIII.

Dentro de la historia del Barrio Judío hay un capítulo que creemos, merece una reseña aparte. El capítulo transcurre durante la Segunda Guerra Mundial...

EL BARRIO JUDÍO Y LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

El barrio Judío de Praga - Segunda Guerra Mundial - Buendia Tours - Praga

La Segunda Guerra Mundial no deja rastro en Praga, en concreto en su Barrio Judío. Como una sombra amenazante se dibujó un día, como una temible sombra golpeó y exactamente así, como una sombra, dejó huellas que recuerdan lo amenazante y temible de aquel conflicto.

En los tiempos en los que Chequia es tomada por los nazis, los judíos no solo convivían en la ciudad, si no que formaban parte activa de ella y en ella se habían ido asentando y formando sus familias. Lejos empezaba a quedar la idea de aquel Barrio aislado y marcado. El Barrio Judío de Praga fue uno de los más grandes del mundo, con una gran densidad de población, por lo que cuando los alemanes toman el país hablamos, aproximadamente de un 20% de población judía, sobre 90.000 personas. En torno a 60.000 son exterminadas en esos años infames. Los alemanes tenían sobre la población judía las ganas y las intenciones del exterminio total, sobre la población y sobre todo lo que recordara a ellos. No solo se habla de exterminio, llegan a la ciudad con la idea de destrucción y si el barrio y sus monumentos llegan hasta nosotros no es por otra cosa que por la idea de Adolf Hitler de crear aquí lo que convinieron en llamar “Museo de la raza extinta”. La idea era trasladar aquí objetos de la comunidad y exponerlos. Los motivos que rezaron tras esta idea, la verdad, los desconocemos, pero seguro que no eran buenos.

Por eso sobrevive el barrio, sus sinagogas, sus edificios. Pero la población no corre la misma suerte. Traslados casi en su totalidad de nuevo a ghetos, uno de los más conocidos es el de Terezín, de allí son llevado a campos de concentración y, al fin, de exterminio. Un cifra basta para ilustrar la barbarie: se calcula que en torno a 140 niños fueron los que lograron sobrevivir, en el país, a la masacre.

¿QUE VER EN EL BARRIO JUDIO?

El barrio Judío de Praga - Que ver - Buendia Tours - Praga

El barrio es un sinfín de descubrimientos, cada uno de ellos con sus historias, con sus leyendas, con su pasado. Recorremos las calles en pos de esos descubrimientos varias veces en nuestros Free Tours y en nuestras excursionesy desde estas letras, a modo de breve guía nos gustaría señalaros algunas de las visitas imprescindibles en el Barrio Judío de Praga:

  • Antiguo cementerio judío,cementerio en el que hay sobre 12.000 lápidas.
  • Sinagoga Vieja-Nueva, de las más antiguas de Europa, del siglo XIII.
  • Sinagoga española.
  • Sinagoga alta.
  • Sinagoga Klansen.
  • Sinagoga Punkas.
  • El ayuntamiento.
  • La plaza de Franz Kafka.
  • Sinagoga Maisel.

 UBICACIÓN

 COMO LLEGAR

  • El metro, parada Staromestska, línea A.
  • El tranvía en las líneas 17 y 18.
Buendía Tours

BUENDIA TOURS
Avenue de la Renaissance 16
1000 Bruselas, Bélgica
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Diseño y Desarrollo Web por Nicolas Machado / © BUENDIA TOURS

¡ATENCIÓN! ESTE SITIO USA COOKIES.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Leer más

Aceptar